FELLINI, «8 Y 1/2» Y EL RELATO AUTOBIOGRÁFICO

A diferencia de la liga de futbol mi parón navideño no has sido para descansar sino para trabajar más. El texto del % derivó en una "deconstrucción" del anuncio original de Jasp (ver enlace). Desmonté el anuncio y lo rehicé adaptándolo a mi situacion personal al mismo tiempo que felicitaba la navidad. Si alguien quiere verlo que me envie un mail a elmaildepan@gmail.com y le pasaré un link de descarga. También estoy preparando una versión en video del texto del %. Por el camino se quedó una historia sobre la niebla y un comic sobre el personaje de Nintendo Luigi.

Siguiendo con la tónica de este blog el título de Fellini para esta entrada no es casual.
El motivo por el que me interesa esta película va mas allá del dato biográfico, de saber si Fellini fue realmente adultero o no, o de si dejó que intentasen rodar una película de ciencia ficción cutre con su nombre. La película retrata la situación de director de cine que presionado por todos tiene que rodar una película de la que sin embargo no ha escrito nada. Toda la película es un gran engendro metaficcional en el que Fellini se desdobla en tanto que director empírico real y un director personaje de ficción, Guido, al que dota de todas sus inquietudes.

El autor aprovecha distintos recursos para poner de manifiesto que aquello es una ficción.
Uno de los mecanismos que utiliza para este fin son las conversaciones que tiene con su guionista con el que discute sobre como hacer la película. En oposición a esta clase de conversaciones están las que mantiene con su mujer, aunque ella le pregunta por temas que les atañen estrictamente a ellos dos, las preguntas y sus respuestas son perfectamente aplicables al conjunto de la película. Ella le pregunta «¿De que ha servido todo este tiempo?» pero en boca del espectador lo que plantea es que ha sucedido en el film hasta ese momento. Guido en otro momento dice « ¿Es que te gustan las películas en las que no pasa nada? En mis películas sucede de todo». Paradójicamente aunque en la película no pase nada relevante se acumulan gran cantidad de situaciones a cada cual más hilarante.

Dado que la película se focaliza en el personaje de Guido, Fellini también nos hace participes de sus universo personal: sueños, recuerdos y fantasías. Algunas de estas fantasías, especialmente la del harén son a su vez símiles con el hecho de hacer películas. En la escena del harén Guido junta de a todas las mujeres que le han atraido a lo largo de su vida. Pero
del mismo modo que le ocurre cuando rueda sus películas, sin quererlo todo el mundo se le revela y la escena deriva en un caos.

Finalmente Guido resuelve su crisis creativa. En ese momento el personaje de Guido inicia el rodaje de su película pero en vez de dirigir una nueva película arrebata la dirección al Fellini director empírico real y empieza a dirigir la película «Fellini 8 y medio» real, da órdenes a los personajes, determina la iluminación, da instrucciones a los músicos de la banda de payasos y ordena terminar la película.

0 Comentarios: