La Lavadora del Diablo

Como ya sabéis la mayoría, trabajo en una librería(ver vídeo). Muchos de los libros que vendemos son bestsellers y tras todo este tiempo he observado que todos ellos tienen algunos rasgos comunes. No quiero decir que esté en contra de este tipo de literatura. Creo que un libro o cualquier obra debe ser juzgada por aquello a lo que aspira. Dicho de otro modo me parece peor el pedante con ínfulas de posmoderno que intenta escribir “la novela que cambie el paradigma literario occidental del siglo XXI” y fracasa en el intento, que el Ken Follet de turno que solo quiere entretener a sus lectores. Ésta es mi particular contribución al género del segundo.

Lo que hay a continuación es una sinopsis como las de la contraportada de muchos de estos títulos.



LA LAVADORA DEL DIABLO
«Vendió su alma al diablo por una ropa más limpia,

pero el precio que pagó por ello
fue ensuciar su propia alma»


«Conchi es una ama de casa de un humilde barrio de la capital. Enamorada de su marido y de sus hijos a los que adora, pasa los días felizmente llevando las tareas domésticas. Pero un secreto la atormenta. Es incapaz de limpiar las manchas de callos con morcilla, de los que su marido es un fanático. Día a día la situación se vuelve insostenible, obligada a elegir entre el amor de su marido y las manchas imborrables de callos con morcilla. Conchi acaba en una situación límite entre la espada y la pared. Así, cuando un desconocido le ofrece un trato gracias al cual no habrá nunca más ninguna mancha que se le resista, Conchi lo acepta sin dudarlo. Aunque el precio sea su propia alma.
La felicidad vuelve al hogar de Conchi y sus coladas se convierten en la envidia del barrio. Un día vuelve el desconocido y le advierte de su trato, desde ese momento las camisas de Conchi se vuelven aún más blancas, pero al mismo tiempo sucumbe uno a uno a todos los pecados capitales. Día a día, pecado a pecado, lágrima tras lágrima, descubre la magnitud de su error. Ahora lo único que le queda limpio en su vida es su colada, su alma no volverá a estarlo jamás.
Conchi maldice su suerte y el día en que aceptó el trato de aquel desconocido. Con la ayuda del hijo de la vecina del quinto, un joven de estética gótica adicto al “World of Warcraft" descubre que aquel desconocido con el que hizo un trato, era el mismísimo diablo. Entonces ella y el joven hijo de la vecina del quinto inician una carrera por salvar el alma de Conchi. Pero en el camino descubren una pasión que les une, y su lucha ya no será solo contra el diablo, sino contra los instintos que laten en sus corazones luchando por superar las barreras sociales y los tabiques que separan sus respectivos apartamentos. Pero deben apresurarse, no hay tiempo para el amor, el destino de la humanidad está en juego. Sólo la verdadera pasión será capaz de salvar el alma de Conchi del Diablo y así juntos, Conchi y el joven hijo de la vecina del quinto acabarán de una vez por todas con el mal que anida en la lavadora de todos los hombres »

*Para los sibaritas dejo un enlace de la receta de callos con morcilla(ver enlace).

10 Comentarios:

Clara

aquí ya se te ha ido del todo...

Pan

En realidad nunca estuvo, pero lo que pasa es que disimulo muy bien.
Pero no soy el único. Éstos alguno de los 571 resultados que daba la pag web del ministerio sobre títulos así (http://www.mcu.es/webISBN/) y aunque pueda parecerlo NO, el de "la berenjena del diablo" y "los caballitos del diablo" no son míos, pero me hubiera gustado que lo fuesen.

el abogado del diablo, West morris, 2001
los acordes del diablo, Alberto Tores 2001
el aguijon del diablo, Emilop Urbano, 2003
el aliento del diablo, Mariano Andrade 1994
la alternativa del diabli, Frederick forsyth, 1994
el asedio del diablo, Jose Octavio, sanchez, 2007
las axilas del diablo, Alfredo Cortell, 2005
el bastón del diablo, Rafael Barreror, 2007
la berenjena del diablo (y otros relatos), Antonio Lopez Pascual, 1986
el ataud del diablo, Jose Lliro, 1997
La boca del diablo, Niel Robinson, 1993
el brick del diablo, Emilio Salgari 1987
la cabeza del diablo, Ken Kessey (1987)
los caballitos del diablo, Tomás Gonzales, 2006
las calabaz del diablo, Gerard Pussey 1987

A esto me refería.

e-hime

Jajajajaja, que bueno!!!

"Con la ayuda del hijo de la vecina del quinto, un joven de estética gótica y adicto al “world of warcraft" ([por cierto, se te escapo el cierre de comillas)

Respecto a lo de la literatura, es cierto, no hay que olvidar que el principal "aim" de la literatura es el entretenimiento. Y la novela surgio, en parte, por una razon economica. (Ian Watt, The rise of the novel)


(perdon por la ausencia de tildes pero estoy en la biblio de Bristol)

Juanma

Qué repelente es tu amiga e-hime!

Pan

Tomo nota de lo de las comillas e-hime. Juanma piensa el ladrón que todos son de su condición, no en serio, no la lies follonero. De hecho si algo me gusta de publicar en blogger es precisamente poder rectificar sobre lo que ya has colgado, desde accentos que olvidé a rehacer parrafos enteros, com un texto que se reescribe constamente, en papel es imposible (aunque lo parezca blogger no me ha pagado por decir esto). Volviendo a lo de la literatura creo que uno de los Goytisolo dijo "es gracias a escritores como Dan Brown que los editores pueden publicarme" Pues eso. Coman Pan

Marc

Bueeeenisimoooooo!!!!!

Ramon

jajajaja, oye, ¿por qué no lo escribes? Una especie de novela río posmoderna muy torturada, con sus dosis de intriga, de pasión, los elementos esenciales de todo buen best... un Fausto protagonizado por una tal Conchi y pasado por la túrmix de Álex de la Iglesia nunca tendrá la gravedad de un Faust germánico, sí seguramente mayor frescura (frescachonería, si me permites) lo cual conectaría con un público potencial (¿target lo llaman?) nada desdeñable. Lo que te decía, escríbelo. Deja de lado la mala conciencia (¿qué era eso?) y piensa que grandes éxitos editoriales comienzan con la redacción de la solapa, como muy bien sospechas.

guiomar

Estoy con Ramón!

Pan

Ramón no me había dado cuenta de lo Fáustico de la historia de Conchi, se me ha colado. Es lo que pasa con los clásicos, que pegan con todo. Como el Pan. Tengo por ahí, a medias un par de textos que vienen a demostrarlo: “Torrente, un Quijote Posmoderno” o “Darth Vader y la Venganza de los Sith, un Mefistófeles para el siglo XXI” y lo mejor es que en ambos casos las comparaciones aguantan el tipo.
Lo de la novela río es muy tentador y si me permitís el arrebato de pedantismo cualquier blog ya tiene mucho de novela río, así que aunque en agosto todo cierre por vacaciones espero que no se detenga el resto (Guio no te hagas la loca, va por ti). Marc m’alegro que te gustara la lavadora, nada lava más blanco que el diablo.

e-hime

Wuu, aún recuerdo a la profe de Literature II (o era III?) leyendo "Fausto" y su pronunciación del nombre "Mefistófeles" en inglés, qué recuerdos...
Sí, sí, a seguir escribiendo por vacaciones, Guiomar incluída, que también me paso por allí, eh?

Por cierto, esta frase es genial: "Es lo que pasa con los clásicos, que pegan con todo. Como el Pan. " Jajajaja