CORPORACIÓN DERMOSTÉTICA



Antes:
Viva el mal
viva el capital

Después:
Viva el mal
Viva la publicidad

*El personaje de la imagen es «la Bruja Averia», y la frase «Viva el Mal, Viva el Capital» su lema insignia que es el que he parodiado con «Viva el mal, Viva la Publicidad». La bruja Avería es una marioneta de «La Bola de Cristal» un programa infantil que emitió la TV1 entre 1984 y 1989. Yo nunca he visto el programa, en aquellos años para lo que daba mi interés era para buscar gateando pan que mi madre guardaba en los armarios de cocina, no es broma otro día lo explico. Por lo que me han contado «La bola de Cristal» era como si un grupo de punkis ensetados hasta las cejas salidos de un bar de «la Movida» hubiesen asaltado el plató de Barrio Sésamo. Entre sus ilustres colaboradores destacan Alaska, Pablo Carbonell, Javier Gurruchaga, Loquillo y Pedro Reyes. La imagen no sé a quién pertenece porque la saqué rápidamente de google. Como siempre el Photoshop (sí, lo he hecho con Photoshop) es mío.


**Ya puestos el título es una coña sobre esa clase de anuncios de «Antes y Después» con los que La Corporación Dermoestética se hizo famosa a mediados de los noventa, además de dar alguna que otra alegría durante la publicidad de los partidos de futbol.

6 Comentarios:

Clara

venga, tú echa piedras sobre el propio tejado...

Eastriver

Hombre, la bruja avería... por internet circulan aquellos vídeos de esos programas tan ingeniosos. Qué envidia de la programación de entonces. Y además colaboraba Alaska, que era la bruja avería. Alaska siempre me ha gustado mucho, al menos hasta que se puso a colaborar en ABC y la COPE (¡cómo somos capaces de vendernos los humanos!); nunca se lo perdonaré, ella que fue siempre tan radical acabar colaborando en el programa de Federico Jiménez Losantos y haciéndole la rosca a la Conferencia Episcopal.

¿Sabes una cosa? Cuando descubrí que tus dibujitos eran tuyos flipé, porque pensaba que los sacabas de algún sitio. Con el photoshop a lo único que llego es a poner marcos, reducir el tamaño y clarear un poco si está oscura. Ahí se ve claramente la diferencia de edad, coño, qué pena ser tan viejo! Un abrazo. Y mis deseos que vaya todo genial.

Pan

Clara no te hagas la ofendida. A mi siempre me han gustado los malos de las películas, dan mucho más juego que los protas blandengues dispuestos a salvarlo todo gratis. Ya lo dije en la etiqueta, y lo mantengo, en el fondo a todos nos gusta la Publicidad lo que pasa que no todos lo sabemos. Además un poco de "humor" (que no amor) propio es sano.

Ramon, desconocía esto de Alaska y Intereconomía. A mi nunca me ha gustado mucho ella, esa pose de eterno moderneo suyo me cansa mucho, y no te voy hablar ya del grupo de su marido Nancy Rubias que esos son otro festival del postureo.

Siu, si si, los dibujitos son míos. Siempre he dibujado. Dibujé durante muchos años en la revista de el instituto donde estaba cuyo nombre parodiaba al diario "el PUnt". Y aqui es la movida de que el pan es versatil y eso. Y en esto pese a ser publicista no miento.

Grácias de nuevo, y yaveras como el photoshop son dos tardes

Chica Especial

A mí ese programa me daba un rollo raro, no me gustaba mucho, yo era más de Barrio Sésamo ;)

Uy, yo tengo un montón de humor propio (también) :D

A mí me gusta la publicidad, y a veces he llegadoa pelearme con mi madre porque le intentaba explicar un fallo de tal anuncio y no me entendía, y me dij que no le intersaba una m... y que porqué teníamos que hablar de ese tema, y yo en realidad la entiendo porque no es muy normal ponerte a analizar a anuncios con tu madre. en fin... xD

sí, quien sabe venderse tiene poder (íntimamente relacionado con el capital)

Pan

Chica especial, aunque a mi me encanta la publicidad nunca me pelaría por ella. No merece la pena, aunque si lo hiciste seguramente quiere decir que el anuncio era bueno, o polémico que también sirve. La cuestión es que sí es el único que recuerdas de aquel día fue un éxito.

Yo soy mas del club super3. Que sí lo miras con distancia también tiene su rollo.

Juanma

La Ruinosa estaba bien buena.