Cuento con colores tierra y el personaje interpretado por Javier Bardem en la película de Woody Allen “Vicky Cristina y Barcelona " sobre lecho de blog de Pan con Pan


El lienzo blanco,
Da una gran pincelada de color negro. Coge una brocha del seis y da otra del mismo negro un poco más diluido. Otra pincelada ahora de color marrón. Negro de nuevo. Gris. Ocre. Azul oscuro casi negro. Dibuja unas formas orgánicas con un pincel del dos bañado en un rojo tierra. Mete los dedos en el bote de acrílico rojo solar y los lanza con fuerza sobre el lienzo. Otra vez Negro. Marrón. Azul. Rasca la pintura del centro y a continuación da unas delicadas pinceladas de color verde. Negro, azul. Coge una brocha del nueve y empieza a dar grandes pasadas de blanco  muy diluido. Y luego Marrón, y gris. Se aleja un par de metros del lienzo. Desnudo, en mitad de la noche, el personaje interpretado por Javier Bardem en la película de Woody Allen “Vicky Cristina y Barcelona” contempla el resultado de los instintos que ha liberado esta cálida noche de verano. "Falta algo" piensa. Repasa su destartalado estudio con la mirada y descubre los restos de una maceta en una esquina. La planta es ahora un esqueleto reseco, pero su tiesto está lleno de una tierra negra aterciopelada. Coge un puñado con la mano derecha, con la otra empuña una brocha del nueve y vuelve al lienzo. Da una pasada en forma de C en la mitad inferior y luego arrastra la mano con la tierra sobre la pintura. "Un sueño roto en la noche" dice en voz alta. Lo llamaré "vísceras de un sueño roto en la noche sobre lecho de marrones y marco de madera de pino al perfume de aguarrás del Lidel". Una ráfaga de aire entra y hace tintinear los pinceles dentro de los frascos de cristal. Él, el personaje interpretado por Javier Bardem en la película de Woody Allen “Vicky Cristina y Barcelona”, nota como se les erizan los pelos desde los pies, pasando por las piernas hasta el bello del pecho. Entonces da un paso hacia delante, otro, casi tocando el cuadro con la punta de la nariz. Allí tan cerca se encuentra mejor. Siente el calor de las pinceladas de su obra, como le llenan por dentro como brasas ardiendo. Entonces recuerda la última frase de la nota de despedida que ella le dejó dos días antes de irse  «...por mucho cariño que le des a un ornitorrinco el hielo siempre permanece».
Sólo, desnudo en su estudio observa su obra, ahora lo único que alcanza a pensar es en el recuerdo, en la nostalgia. Coge con fuerza una brocha del 9 y la moja en un azul marino muy oscuro, para escribir en el lienzo «la nostalgia es un de cobardes». Moja el mismo pincel en naranja, y escribe encima «la autentica pasión es valiente y mira hacia delante... como un toro». Es entonces cuando maldice al guionista que le dio vida. Piensa en lo que acaba de escribir. Ya es mala suerte ser un personaje tópico como para encima querer dar un giro existencialista. El publico dirá que el cambio de actitud no está justificado, que en el montaje han eliminado escenas que explicaban este cambio, o directamente que al guionista se le ha ido la pinza. También es cierto que  el personaje interpretado por Javier Bardem en la película de Woody Allen “Vicky Cristina y Barcelona” se ha gustado mucho a sí mismo. Es innegable que no se le da mal pintar. Pero siente que las ideas no son suyas, no se reconoce en sus cuadros y en el fondo sabe que no son suyos. Además últimamente se descubre embobado viendo el programa de Bricomanía de telecinco. Suspira cuando pasa por delante de los escaparates de las ferreterías. Sabe que eso quiere decir algo pero teme reconocerlo.
Sale del estudio en busca de una broca y tacos para colgar el cuadro.

2 Comentarios:

Eastriver

Muy bien escrito. Colorista y provocativista. ¿Sabes que conozco al pintor verdadero que pintó los cuadros que pintaba Bardem en la película de Woody? La vida es un círculo perverso...

Pan

Una amiga mía decía "el mundo es un pañuelo" y entre risas añadíamos, "y está lleno de mocos". Me intriga mucho la opinión de ese pintor sobre su papel en la la gran película Barcelonesa de Woody Allen. Por lo demás el texto tiene que ver más con mi reciente visita de la expo de Barceló en el CaixaForum.