Huevos revueltos

Lo lógico dadas las circunstancias sería que me buscase una excusa para acabar colando una cita de Flaubert que es lo que realmente me apetece. Pero ya lo hice. Utilicé la cita: «duda cuando esperes, espera cuando dudes», precisamente en un texto que se llamaba «la espera»(ver enlace). La otra posibilidad giraba en torno a la idea del reencuentro(ver enlace), no como origen de una falso recuerdo que acaba resultando una ficción dentro de una ficción, sino como reencuentro a secas sin más artificios. Es una manera amable de llamar a la incertidumbre que me supone estar pendiente de una respuesta sobre mi futuro, futuro académico porque lo que es para SanJuán ya tengo planes. Aunque ambas cosas me apetecen bastante, ya las he hecho. Me repito(ver enlace). (Risas). Al final me está pasando como con los huevos fritos, que a la que te descuidas te salen revueltos. Pues en esas estamos. No serán huevos fritos pero seguramente saben mejor. Además siempre se pueden comer con pan.

Ingredientes de la receta de huevos revueltos (2 personas):

  • 4 huevos2 cucharadas de leche
  • Salchichitas pequeñas o choricitos
  • Beicon troceado
  • Pimienta negra
  • Queso rayado
  • Nuez moscada al gusto
  • Sal
  • Aceite de oliva o mantequilla

Preparación de los huevos revueltos:
Paso 1: Se ponen en la sartén el beicon (troceado) y las salchichitas o choricitos pequeños (todo troceados) a fuego muy lento con un poco de aceite de oliva o mantequilla.

Paso 2: Mientras tanto se baten bien los huevos con sal, se le añaden las cucharadas de leche, unas briznas de un buen queso rayado fácilmente fundible y por último, un poco de pimienta, nuez moscada.

Paso 3: Se vuelcan en la sartén los huevos batidos con sus aditivos y no se deja de remover la mezcla a fuego medio.

Paso 4. Acompañar con pan caliente, y añadir un poco de pimienta antes de servir. Presentar junto a una buena taza de cafe con leche, zumo de naranja y el periódico del día.

Trucos y yariantes de los huevos revueltos:
se pueden añadir a la mezcla una loncha fina de jamón serrano antes de servir. También son buenos acompañantes los pimientos del padrón. Una cucharadita de nocilla le dará un toque original y divertido. También se pueden sustituir el bacon o las salchichas, o ambos, por jamón.


Las cosas no siempre salen como uno querría,
pero ello no implica necesariamente que salgan mal.


*La receta la saqué tal cual de internet.

0 Comentarios: